Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Por qué analizar el suelo?

Imagen de ¿Por qué analizar el suelo?

El análisis de suelos es una herramienta fundamental para evaluar la fertilidad del suelo, su capacidad productiva y es la base para definir la dosis de nutrientes a aplicar.  Entre sus ventajas se destaca por ser un método rápido y de bajo coste. El diagnóstico de las necesidades de fertilización, realizadas en base a los análisis de suelos, representa el camino más eficiente para establecer la necesidad de aplicación de fertilizantes. Una vez definida la dosis de nutrientes a aplicar se definen los demás componentes de un plan nutricional, que incluye el tipo de fertilizante, las formas y momentos de aplicación.  El análisis de suelos está basado en la teoría de que existe un “nivel crítico” en relación al procedimiento analítico utilizado y a la respuesta del cultivo cuando se aplica un determinado nutriente. Cuando el nivel de un nutriente se encuentra debajo o por encima del nivel crítico, el crecimiento de la planta se verá afectado en forma negativa o positiva según dicha concentración.

Con el análisis de suelos se pretende determinar el grado de suficiencia o deficiencia de los nutrientes del suelo, así como las condiciones adversas que pueden perjudicar a los cultivos, tales como la acidez excesiva, la salinidad, y la toxicidad de algunos elementos.

A continuación se mencionan algunas de las principales contribuciones de los análisis de suelos al manejo de la fertilidad de suelos y fertilización de cultivos:

 1. Determinación de disponibilidad de los nutrientes en el suelo y la probabilidad de respuesta a la fertilización.

 2. Definición de dosis de nutriente a aplicar en modelos de fertilización.

 3. Estimación de dosis de enmienda para corrección de suelos (aplicación de yeso en suelos sódicos, aplicación de calcita o dolomita en suelos ácidos o acidificados).

 4. Monitoreo de variables de fertilidad (salinidad-sodicidad en lotes regados, mapeo de nutrientes para manejo sitio-específico, etc.).

5. Caracterización y/o delimitación de ambientes para el manejo diferenciado de insumos, como complemento de la descripción y clasificación de los suelos a través de calicatas, pozos de observación y otras herramientas como las imágenes satelitales y mapas de rendimiento.

                                                            

El análisis de suelos es una herramienta de gran utilidad para diagnosticar problemas nutricionales y establecer recomendaciones de fertilización.

En resumen podemos decir; que el análisis de suelo cumple con dos funciones básicas a) Indica los niveles nutricionales en el suelo y por lo tanto es útil para desarrollar un programa de fertilización

b) Sirve para comprobar los cambios en la fertilidad del suelo que ocurren como consecuencia de la explotación agrícola y los efectos residuales de la aplicación de fertilizantes.

 

En nosoAgro estaremos encantados de atenderles y asesorarles.

Comparte esta publicación

Comentarios

Dejar un comentario

ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS